Plazas de la Catedral de Santiago de Compostela

La visita a las Plazas que rodean a la catedral de Santiago de Compostela es obligada para todos aquellos turistas o peregrinos que visitan la ciudad.

Plaza del Obradoiro
Antes de entrar a ver la Catedral o despues de salir de ella os aconsejo reservar un par de horas para ver todo el entorno de la Catedral. Unos minutos serían suficientes pero mi consejo es dedicar como mínimo unas 2 horas y dar un paseo completo por los alrededores del edificio en pleno centro histórico.

Normalmente este pequeño paseo comienza en la fachada principal de la Catedral donde se encuentra la primera plaza, la Plaza del Obradoiro, la más grande y la más conocida ya que es la imagen que todo turista tiene en la cabeza con la fachada de la catedral.

En plena plaza del Obradoiro y como sabeis podemos ver el Palacio de Raxoi hoy sede de la presidencia del gobierno de la Xunta y del ayuntamiento compostelano, el Parador de Turismo de los Reyes Católicos (Parador de Santiago de Compostela) antiguo hospital Real, el Colegio de Fonseca hoy biblioteca de la universidad y el Colegio de San Jerónimo.

Plaza de la Quintana
Continuamos nuestra ruta y orientada al norte se encuentra la Plaza de la Inmaculada o Azabacheria que está mirando hacia San Martiño Pinario donde también podemos ver el Convento y la estatua de San Francisco.

La siguiente plaza que nos encontramos es la Plaza de la Quintana famosa por la gran escalinata divide la "Quintana de los Muertos", abajo, de la "Quintana de Vivos", arriba.

En esta plaza podremos observar el Monasterio de San Pelayo de Montealtares y la barroca casa de la parra. Esta puede ser la plaza más animada en cuanto a festejos, reuniones y celebraciones populares en la ciudad y os recomiento sentaros unos minutos en las escaleras a contemplar desde esta perspectiva la Catedral.

Plaza de las Praterías
Por último finalizamos nuestro recorrido, que por cierto aconsejo hacerlo 2 veces completo, en la Plaza de las Praterias que debe si nombre a los talleres de orfebres situados bajo los soportales y donde aún podemos ver algún establecimiento.

Plaza Inmaculada.
En ella nos encontramos con la portada gótica de la Catedral, con una escalinata del s. XVIII,


La Fuente de los Caballos, en su centro, la Casa del Cabildo y La Casa de los Canónigos o la Conga, palacio porticado diseñado por Andrade en 1709, separando la plaza de las Platerías de la de Quintana.

Por último indicaros que la mejor forma de disfrutar de las vistas de las plazas desde un sitio diferente es subir a las cubiertas de la catedral de Santiago donde podremos obtener y disfrutar vistas como las fotografías que os dejamos a continuación.