Parque O Castro en Vigo.


El parque del monte de O Castro en Vigo es una de las joyas naturales de la ciudad de Vigo y que sin duda merece la pena visitar.
Lo tiene todo, céntrico y accesible incluso en coche, amplio, vegetación abundante con pinos, cedros, camelias...zonas de ocio y sobre todo las mejores vistas de la ciudad y del puerto. El monte de O Castro es el punto de origen de la ciudad de Vigo, el lugar donde los primeros pobladores se asentaron. Así podemos encontrar restos castrenses datados del siglo II y III a.C. Hoy en día aún se conservan unas 45 construcciones pétreas en la ladera derecha del monte. Posteriormente en la Edad Media se construyó el Castillo de O Castro, el cuál se erige al mismo tiempo que el castillo de San Sebastián y la fortaleza que unía ambos. La fortaleza de O Castro estaba formada por tres recintos amurallados. En la actualidad sólo se conserva el primer recinto y parte del segundo; el tercero, que sería la muralla de la ciudad, desapareció en su totalidad.
El primer recinto es la fortaleza que corona la cima de O Castro, ahora convertido en mirador; las vistas son impresionantes y merece la pena ir con tiempo y sin prisas. En ella podemos encontrar el monumento dedicado al empuje vigués y a los canteros.
El segundo recinto es la fortaleza de San Sebastián, en la actualidad ocupado por la Plaza del Rey y la casa consistorial. Se han encontrado pasadizos y túneles que comunicaban los castillos entre sí, y la ciudad.
También podemos ver el monumento dedicado a Curros Enríquez, el dedicado a Martín Códax (trovador medieval); los Galeones de Rande -monumento dedicado a la batalla de Rande de 1702 (ver puente de Rande); la cruz de los Caídos (monumento en honor a los caídos durante la guerra civil española); etc.
Junto con el parque de Castrelos y el parque del monte de A Guía forman los 3 pulmones verdes de la ciudad de Vigo.