miércoles, 28 de marzo de 2012

DO Ribeira Sacra vinos internacionales


La DO Ribeira Sacra apuesta por la internacionalización de sus vinos 

La denominación de origen Ribeira Sacra vinos de gran prestigio en el resto del mundo no sólo en Galicia y en España

El prestigio del que gozan hoy en Europa y Estados Unidos lleva a los bodegueros a buscar nuevos mercados, especialmente en Asia.

La Denominación de Origen Ribeira Sacra apuesta por la internacionalización de sus vinos a la hora de afrontar el futuro. Durante los últimos años, la mayoría de bodegueros de los valles del Miño y Sil, en Galicia, han incrementado la exportación de su producto y, actualmente, están trabajando en la apertura de nuevos mercados, según ha explicado hoy el presidente del Consejo Regulador DO Ribeira Sacra, José Manuel Rodríguez, en la feria Alimentaria, que se celebra en Barcelona hasta el próximo jueves.

Los vinos DO Ribeira Sacra se consumen, fundamentalmente, en España, pero a pesar de que según el máximo responsable del Consejo Regulador “aún hay nicho para seguir creciendo”, hay empresas en las que la exportación representa ya un 60% de su volumen de negocio. 

Hoy, Europa y América constituyen los principales mercados destinatarios de estos vinos. En Estados Unidos, gozan de un gran prestigio, gracias a la difusión que Robert Parker y Jerry Davis, dos de los profesionales con mayor renombre y credibilidad en el mundo del vino a nivel mundial, han hecho de ellos en sus catas y guías.

No obstante, José Manuel Rodríguez ha afirmado que “uno de los objetivos más inmediatos es seguir incrementando su presencia internacional, por lo que las empresas están trabajando en la apertura de mercados nuevos, como el de China y Japón”.

El proceso de internacionalización iniciado por la DO Ribeira Sacra hace varios años se ha visto favorecido por su inclusión en CERVIM, organismo que aglutina e intenta poner en valor lo que se denomina Viticultura Heroica, de la que estos vinos son uno de los máximos exponentes a nivel mundial.

La excelente cosecha de 2011 incrementa las ventas

En 2011, la cosecha de Ribeira Sacra fue de 7 millones de kilos de uva, lo que supuso un incremento de alrededor del 24% respecto al año anterior. Esta cosecha dio lugar a una producción de más de 4.500.000 de litros de vino y a la comercialización 6 millones de botellas. Estas cifras permitieron que, en el pasado año, las ventas se incrementaran un 3%.

La Ribeira Sacra está orientada, fundamentalmente, a la elaboración de vinos tintos, aunque también se crean blancos de calidad. La variedad de uva más cultivada es la mencía, dando lugar a vinos jóvenes, afrutados y muy aromáticos, aunque también se cultivan otras 13 variedades. 

Enoturismo, otro gran atractivo

El enoturismo constituye otro pilar básico en la estrategia comercial de la DO Ribeira Sacra para los próximos años. Así, la Ruta do Viño da Ribeira Sacra es la forma de conocer esta zona de las provincias de Lugo y Ourense a través del vino y su cultura. Se trata de una propuesta turístico-enológica única en España, marcada por el tipo de viticultura que se desarrolla. 

La ruta del vino reúne a casi un centenar de establecimientos tematizados (hoteles, casas de turismo rural, restaurantes, bodegas, centros de vinoterapia, museos, tiendas especializadas, etc.), cuya calidad satisface las expectativas del visitante. 

Además, la Ribeira Sacra está considerada como uno de los espacios de mayor densidad de patrimonio artístico de la Península Ibérica y Europa. El gran número de iglesias y monasterios románicos construidos en la Edad Media y el paisaje natural único que los rodea se han convertido en otros dos grandes atractivos de este destino tan especial.

La DO Ribeira, desde 1996

La DO Ribeira Sacra nació en 1996 y está regulada por el Consejo Regulador DO Ribeira Sacra, organismo que controla y protege los distintos tipos de vino autorizados, garantiza su calidad y se encarga de promocionar y proteger su nombre en el mercado. Actualmente, esta zona de producción, que comprende parroquias y lugares de 20 municipios situados a lo largo de las riberas del Miño y Sil, tiene una extensión de 2.500 hectáreas, que supone el 5,2% del suelo dedicado a la vid en Galicia.