sábado, 21 de julio de 2012

Pago tarjeta peajes autovías Portugal 2012

Pago peaje autovías Portugal 2012
Nuevos métodos pago autovías en Portugal para extranjeros desde verano 2012
Dos nuevos sistemas de pago de los peajes de autopistas para extranjeros EasyToll (peaje fácil) y Toll Card (bono de peaje). El personal de Estradas de Portugal, la empresa responsable, orienta a los conductores en los puntos de validación
Desde ahora los peajes, que funcionan con la detección de la matrícula del vehículo y requerían el alquiler o compra de un dispositivo electrónico, podrán abonarse ahora con tarjeta de crédito a través de bonos prepago o de cargo según consumo
EasyToll permite asociar una tarjeta de crédito a la matrícula del vehículo extranjero durante un mes y, cada vez que la detecten los arcos electrónicos de los peajes, se descontará de ella el importe correspondiente.
De acuerdo con la información de Estradas Portugal, el sistema EASYToll solo es válido para pagar el peaje en carreteras con sistema exclusivamente electrónico. El EASYtoll se activa en las máquinas expendedoras de prepagos de Estradas: Están localizadas en la estrada nacional 13, a unos dos kilómetros de VilaNova de Cerveira en dirección Porto, y, nada más pasar la frontera, en la A24, A25 y A22. El sistema reconoce la matrícula de nuestro vehículo. Al introducir la tarjeta para asociarla, debemos confirmar la matricula que se nos muestra. Estradas asegura que el proceso no dura más de diez segundos.

Una vez activado, el sistema mantiene la asociación matrícula-tarjeta durante un mes (excepto si la tarjeta que utilizamos caduca antes, en este caso el periodo de validez del contrato es el mismo que la fecha de caducidad de la tarjeta empleada*). A partir de ahí, y a lo largo de ese mes, el peaje se irá descontando automáticamente de nuestra cuenta cada vez que pasemos debajo de un pórtico. Al finalizar la activación, el sistema devuelve un resguardo que hay que conservar, ya que hace las veces de comprobante

Toll Card es una tarjeta precargada con cantidades de cinco a cuarenta euros y a la venta en estaciones de servicio y oficinas de correos, incluye un número que hace la misma función de la tarjeta de crédito, pero se activa y asocia a la matricula por teléfono, con un SMS.