lunes, 12 de agosto de 2013

Exposición Os anos circulares Fundación Novacaixagalicia

2.200 personas visitaron ya la exposición «Os anos circulares. Últimas tendencias da figuración en Galicia, 1994-2013»
La muestra de la Fundación Novacaixagalicia, enmarcada en el proyecto «Afluentes», recoge las tendencias artísticas más actuales El arte de una generación diferente que asoma en la mitad de la década de los años 90

La exposición «Os anos circulares. Últimas tendencias da figuración en Galicia, 1994-2013» sumó desde su inauguración el pasado 20 de junio, más de 2.200 asistentes que se acercaron a visitarla en el centro sociocultural de la Fundación Novacaixagalicia ubicado en Cantón Grande s/n, en A Coruña. Esta muestra, enmarcada en el proyecto cultural «Afluentes» que abarca tanto el ámbito eido expositivo como el editorial, se concibe como un conjunto de tres exposiciones que, en su totalidad, ofrecen una visión innovadora sobre el arte gallego contemporáneo en sus distintas manifestaciones.

«Os anos circulares. Últimas tendencias da figuración en Galicia, 1994-2013» deja constancia de que a mediados de los años noventa se producen en Galicia varios hechos significativos que nos llevan a hablar de un momento de cambio en el ámbito de las artes plásticas. Son momentos de sinergias, del resurgir de instituciones específicas como el CGAC, en definitiva, de una realidad de infraestructuras que posibilita la formación y formulación de una generación diferente que asomará, a mediados de la década de los 90, con exposiciones colectivas como «30 anos no 2000», conformada por artistas de la primera promoción de la Facultad de Bellas Artes de Pontevedra, y que se reafirmó con exposiciones posteriores como «Novos camiñantes» o ciclos expositivos como «Miradas virxes». Con esta nueva generación se deja atrás la lentitud institucional de tiempos pasados y se abre paso a una realidad infraestructural capaz de diseñar el presente y el futuro inmediato con la implicación cada vez mayor de profesionales del arte.
Los artistas que surgen al amparo de este cambio tienen ya una incipiente formación teórica, conocen los lenguajes y el campo creativo, un hecho que permite ensayar propuestas particulares y, sobre todo, manejar una serie de materiales que los diferencian claramente de las generaciones anteriores. Entre ellos no existirán lazos distintivos, ni podemos hablar de que compartan un imaginario común, ni una mirada común a un contexto determinado, pero sí buscan los mismos conceptos. La facilidad que tienen para cambiar de medio o de herramientas, el soporte teórico de los críticos, capaces de realizar reflexiones que contribuyen a definir una actitud generacional, será lo que les permita acercarse a la imagen de una forma diferente, lo que les posibilite trabajar indistintamente los estilos de un modo más híbrido o más contaminado. Los nombres y las iniciativas que aparecerán en la primera década del siglo XXI beberán de los logros de los años noventa, con exposiciones realizadas a modo de balance como «Urbanitas» y con un paulatino descenso de las ofertas y de las posibilidades en estos últimos años de incerteza, que dejarán otra vez a muchos artistas sin generación, sin posibilidades, como si cada vez hubiese que comenzar de nuevo, como si los años fuesen circulares.
En la exposición, que permanecerá abierta hasta el 31 de agosto y puede visitarse en horario de lunes a viernes de 17.00 a 21.00 h, sábados y festivos de 12.00 a 14.00 h. y de 17.00 a 21.00 hay obras de artistas como: Mónica Alonso, Misha Bies Golas, Vicente Blanco, Mar Caldas, Rosendo Cid, Antón Cabaleiro, Salvador Cidrás, Victoria Diehl, Suso Fandiño, Tamara Feijoo, Almudena Fernández, Félix Fernández, Fran Herbello, Jesús Madriñán, Tatiana Medal, Nano 4814, Álvaro Negro, Jorge Perianes, Carlos Rial, Damián Ucieda, Manuel Vázquez y Diego Vites. La Fundación Novacaixagalicia, entidad heredera de la obra social y cultural de las cajas de ahorros, tiene en sus objetivos fundacionales el fortalecimiento del tejido social gallego, el fomento del empleo y la difusión de la cultura en sus múltiples facetas y manifestaciones. La fundación gallega, después de adaptarse al actual contexto socioeconómico que la situó ante nuevos sistemas de gestión, trabaja con sus mismos propósitos fundacionales primigenios, porque es consciente de que el fortalecimiento del sector social y cultural es pilar fundamental para el avance de Galicia.
Conócenos por dentro en www.obrasocialncg.com