viernes, 25 de octubre de 2013

Exposición colección Fundación Novacaixagalicia

Una exposición recoge la esencia de la Colección Fundación Novacaixagalicia y repasa el arte gallego de los últimos 200 años

  • La muestra lleva el título «Esencia dunha colección. Fundación Novacaixagalicia»
  • En el último año la colección gestó 10 muestras a lo largo de toda Galicia
  • Más de 3000 escolares ya están anotados a los talleres que acompañan a la exposición
 
 La Fundación Novacaixagalicia inauguró hoy, a las 20.00 h, la exposición «Esencia dunha colección. Fundación Novacaixagalicia» en su centro social de la ciudad viguesa, ubicado en la calle Policarpo Sanz, 26. A la presentación en sociedad de la muestra asistieron el alcalde del Concello de Vigo; la consejera de hacienda de la Xunta de Galicia, D. ª Elena Muñoz; y el gerente de la Fundación Novacaixagalicia, D. Pedro Otero, que coincidieron en resaltar la importancia que supone para Galicia tener una colección de arte con más de 5000 obras que recogen la historia del arte gallego desde el siglo XIX hasta nuestros días. La muestra podrá ser visitada de modo permanente en el propio centro social de la entidad en horario de lunes a sábado de 12.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00 h.
Este espacio de la colección, que se abre con 66 de sus obras, reúne la esencia misma de estos fondos y resume su significado global para constatar sus orígenes y su objetivo de difundir y poner a disposición de la población gallega un patrimonio artístico que forma parte de su propia historia, en palabras de Pedro Otero la exposición «pone a disposición de la sociedad gallega un patrimonio artístico y cultural que le pertenece porque forma parte de su ideario colectivo y de una cultura común que la identifica y la distingue». La consejera, por su parte, se detuvo en la importancia de preservar este patrimonio y afirmó que «La Xunta de Galicia valora estos fondos como parte de la esencia cultural del país reconoce su carácter relevante como conjunto artístico único y como propiedad intelectual de la sociedad gallega, por eso acaba de poner en marcha los trámites administrativos necesarios para declararla Bien de Interés Cultural».
De este modo, el proyecto se presenta al público a través de un discurso cronológico que repasa la historia del arte en Galicia desde el Romanticismo hasta la actualidad, una serie de obras que no solo recopila los grandes movimientos artísticos de ese periodo de una manera aislada sino que los presenta como un reflejo de las grandes preocupaciones sociales de los últimos dos siglos: las vanguardias parisienses, la emigración, la Guerra Civil, el espíritu de la globalización del siglo XXI o la ecología.
La muestra deja constancia, pues, de cómo desde mediados del siglo XIX hasta principios del XX, prestigiosos artistas gallegos consiguen darle a la pintura la brillantez que, durante el Románico y el Barroco, habían mantenido solo la escultura y la arquitectura. En este periodo los géneros protagonistas son el paisaje y el retrato. Con ambos se consolida la primera Escola Galega de Pintura, que recrea una Galicia por veces idealizada, por veces impregnada del realismo propio de la denominada Xeración Doente, que Ovidio Murguía de Castro abanderaba. En este periodo destaca también la pintura de denuncia y de crítica social, perfectamente representada por Castelao. El discurso expositivo continúa con la década de los años 30 que se caracteriza por la defensa de la tradición teñida de vanguardia por parte de los Renovadores en un proceso de universalización del arte gallego que desemboca en trayectorias personales como la de Laxeiro, Arturo Souto o Seoane. Estos años dieron a luz también figuras como Urbano Lugrís que traduce el realismo mágico inherente al alma gallega en iconografía marinera y colorista: figuras como Maruja Mallo o Egenio Granell que aportan riqueza al Surrealismo con la exuberancia sudamericana durante los años del exilio.
Continúa el recorrido en la década de los 50, momento en el que el arte refleja, a través del movimiento abstracto, el proceso de incipiente apertura al exterior por parte de España. Desde fuera de Galicia artistas como Caruncho, Lago Rivera o Labra conectan con iniciativas internacionales de abstracción tanto líricas como geométricas. En este momento destaca la figura del autodidacta Tino Grandío que integra la Escuela de Madrid, Manuel Mampaso que gana, con su informalismo, la I Bienal Hispanoamericana en 1951. En Galicia la propuesta informalista evoluciona a experiencias tan interesantes como la de Leopoldo Novoa en los años 70. En estos años surge, como alternativa al lenguaje abstracto, la Nova Figuración que preconiza el retorno al objeto y a la realidad, aunque lo hace enriquecida por las aportaciones de la abstracción y las técnicas del Informalismo. El resultado de estas búsquedas desemboca en tendencias expresionistas, formas orgánicas deformadas o sensaciones de ingravidez e irrealidad, patentes en obras como las de Jorge Castillo o Xaime Quessada, y que en ocasiones contienen cierto carácter de denuncia social.
La muestra reúne, asimismo, la década de los 80 y el presente artístico. La globalización, los cambios políticos y una España que acaba de estrenar la democracia marcan esos años en los que los artistas dejan la denuncia social y la protesta para entregarse al placer de la creación. Un heterogéneo grupo de artistas enmarcados inicialmente como movemento Atlántica, retoma el espíritu de las vanguardias de principios de siglo para hacer un arte fresco y oceánico, que mira hacia el norte de Europa y Nueva York. Este lenguaje abstracto convive con modelos expresionistas que hoy son referencias internacionales. El discurso de la muestra se cierra con el presente artístico, marcado por los lenguajes globales, por las posiciones éticas y por una homogeneidad derivada del multiculturalismo y del trepidante avance tecnológico. En este contexto, los artistas gallegos abandonan la búsqueda de la propia identidad en favor de una visión más universal que se compromete con la ecología, con la propia existencia y con el sentido del arte.
Una exposición que hace un recorrido minucioso y exhaustivo por el arte gallego de los últimos 150 años y que deja constancia de la esencia de la colección de arte de la Fundación Novacaixagalicia. Unos fondos que la entidad pone a disposición de toda la ciudadanía gallega a través de una serie de diferentes proyectos expositivos en la que se enmarca esta muestra, «Esencia dunha colección. Fundación Novacaixagalicia». En estos momentos la fundación tiene en marcha a lo largo de todo el territorio gallego diferentes exposiciones montadas con sus fondos o proyectos expositivos en los que  sus obras participan, tales como: «Os anos circulares. Últimas tendencias da figuración en Galicia, 1994-2013» en Ourense; «Múltiples. A arte do gravado de Picasso a Barceló» en Lugo; «Imeldo Corral. Paisaxista das Irmandades» en Ferrol; y «Da fantasía á realidade. Pintura en Galicia 1833-1936» en Pontevedra. Otras muestras recientemente clausuradas fueron «Afluentes 68. A nova figuración» que visitó Lugo y Pontevedra; «Debuxando un mapa. Novas linguaxes da figuración en Galicia nos anos 80» localizada en Vigo y Santiago; «Deside, a pintura sen tempo» que estuvo expuesta para el público pontevedrés hasta el mes de mayo; «A escultura extensa» que se acercó a Ourense; «A divina comedia de Salvador Dalí» que viajó a Ferrol y Lugo o «Leopoldo Nóvoa, alén do tempo» que se presentó en Compostela y A Coruña.
 
EL PROGRAMA EDUCATIVO
La Fundación Novacaixagalicia ha preparado un programa de actividades didácticas que ayudarán a sus participantes a comprender y a disfrutar de su colección y de la historia más reciente del arte gallego. La respuesta del público escolar a esta propuesta educativa fue inmediata pues más de 3000 jóvenes están ya anotados para asistir a los talleres que la conforman, a la espera de que la exposición arranque y con ella sus actividades. Van dirigidas a los escolares y al público general, para este último la entidad ofrece un servicio de visitas comentadas, los que deseen participar en él deben hacer su reserva en el teléfono 986 129 032. Para el público escolar la fundación gallega ofrece seis talleres diferentes agrupados en dos programas y adaptados a los diferentes niveles educativos. El primer programa es «A historia de Galicia a través da arte» en el que los estudiantes repasarán los hitos históricos de nuestra comunidad dentro del periodo cronológico que abarca la exposición. Tres talleres se incluyen en esta propuesta: «Sopa de caracol» dirigido a educación infantil y primer ciclo de educación primaria; «O misterio do emigrante de Castelao» orientado a los niños de segundo y tercer ciclo de primaria; e «Historias de lenzos, lenzos de historia» para ESO, bachillerato y ciclos formativos. El segundo de los programas didácticos lleva por título «Historia da arte galega», un recorrido por las diferentes disciplinas artísticas recogidas en la muestra. Otros tres talleres conforman esta propuesta: «As catro estacións da arte» para educación infantil y primer ciclo de educación primaria; «A historia da arte segundo os alumnos de primaria» orientado a los niños de segundo y tercer ciclo de primaria; y «Esencias e aparencias da arte galega», un taller para ESO, bachillerato y ciclos formativos. Todos aquellos centros que deseen participar en esta iniciativa podrán hacerlo reservando su plaza a través del teléfono 986 129 032.
La Fundación Novacaixagalicia, entidad heredera de la obra social y cultural de las cajas de ahorros, tiene entre sus objetivos fundacionales el fortalecimiento del tejido social gallego, el fomento del empleo y la difusión de la cultura en sus múltiples facetas y manifestaciones. Después de adaptarse al actual contexto socioeconómico que la situó delante de nuevos sistemas de gestión, la entidad continúa trabajando a favor de sus propósitos fundacionales y primigenios, porque continúa siendo consciente de que el fortalecimiento del sector social y cultural es fundamental para el avance de Galicia.