martes, 11 de febrero de 2014

Plan Integral de Turismo de Galicia 2014-2016

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha presentado hoy el plan integral que identifica las grandes fortalezas de la Comunidad para competir como destino único: su riqueza natural y paisajística, la calidad de las aguas termales y la gastronomía, el gran símbolo histórico que representa el Camino de Santiago en el mundo; y un patrimonio artístico y cultural que cuenta con cuatro declaraciones de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Durante la presentación con el sector del Plan Integral de Turismo de Galicia 2014-2016, se ha mostrado convencido de que “Galicia es en sí misma la mejor baza para afrontar el desafío que supone hacer del turismo un motor de la incipiente recuperación económica”, y ha subrayado que el plan es “la estrategia para jugar con inteligencia esas cartas que nos diferencian como destino”.

En su intervención, el titular del Gobierno gallego ha recordado que el turismo acerca ya más del 10% del PIB autonómico y acapara más del 11% de los puestos de trabajo de la Comunidad, pero ha señalado que se trata de un campo con apreciables posibilidades de desarrollo por delante. A ese respecto, ha destacado que el turismo puede contribuir a la bonanza de otros sectores de la economía, a proyectar la imagen del país en el exterior y a avanzar en el reequilibrio territorial de Galicia.

El responsable del Gobierno gallego ha indicado que el Plan Integral de Turismo de Galicia contiene “todos los elementos que requiere una estrategia global como esta”, empezando por la implicación en su diseño de los agentes con intereses en el sector, y de manera destacada, del clúster de Turismo de Galicia. Junto con esto, ha puesto en valor que la estrategia tiene un capítulo económico en el que la Agencia Turismo de Galicia acercará por lo menos 136 millones de euros hasta 2016. “Estamos hablando de una inversión de más de 136 millones de euros en esta legislatura al servicio del objetivo de que Galicia consiga el liderazgo turístico como un destino único y competitivo, de atractivo internacional y capaz de captar cada vez a más extranjeros”, ha manifestado.

Para el titular del Ejecutivo autonómico, más importante aunque la capacidad económica es el empleo eficiente de los medios, por lo que ha defendido que el plan se conciba como una hoja de ruta que “planifica y coordina la mayoría de las políticas relacionadas con el turismo hasta 2016”. Ha señalado, así, que se realizó un minucioso trabajo de diagnóstico que identificó las grandes fortalezas y debilidades del sector
Los cuatro grandes retos del turismo gallego

En su discurso, Alberto Núñez Feijóo, ha remarcado que el Plan Integral de Turismo de Galicia fija cuatro grandes retos para el turismo gallego, y que son: posicionar la marca diferencial, es decir, “definir Galicia como un destino diferenciado a nivel interno, nacional e internacional”; consolidar la Comunidad “como un destino multiexperiencial, con una oferta segmentada y desestacionalizada”; hacer de nuestro “un referente del turismo sostenible a nivel europeo”; y reforzar el sector para hacerlo “más innovador y más competitivo, cada vez más importante en el mercado internacional”.
Concretó que estos objetivos tienen una traducción en cifras, que, “desde una perspectiva tan realista cómo ambiciosa”, cuantifican las mejoras que se aspiran conseguir con el plan. Tomando como referencia los valores registrados en 2013, el titular de la Xunta destacó que el plan pretende pasar de los 3,7 millones de turistas alojados en establecimientos a 4 millones; pasar de los 900.000 turistas internacionales registrados a 1 millón; pasar de una ocupación media *hoteleira del 29,65 % al 33,54 %; pasar de una estadía media de 2,13 noches a 2,5 noches; y pasar de un gasto total de los turistas internacionales de 733 millones de euros a 836 millones de euros.
El presidente de la Xunta ha informado de que para conseguir estos objetivos el plan recoge seis líneas de actuación estratégicas que dan razón de ser a programas e iniciativas concretas. En primer lugar, se refirió a lo que tiene por objeto hacer del Camino de Santiago un “eje vertebrador de noticias alternativas de turismo y reclamo de Galicia en los mercados internacionales”, y ha avanzado la elaboración de un Plan Director del Camino, que introduzca mejoras en todas las rutas. Además, se fomentará su incorporación a las nuevas tecnologías, a través de programas como el ‘Smart Camino', se reforzará su promoción en los mercados internacionales como modelo de turismo sostenible, se aumentará la rentabilidad del itinerario, diversificando productos y aumentando la oferta complementaria, y se buscarán nuevos canales de captación de turistas extranjeros.

Como segunda línea, Feijóo ha adelantado que se orienta a consolidar la oferta basada “en el patrimonio y en los recursos endógenos que nos diferencian”, buscando así captar nuevos públicos y la desestacionalización de la demanda. Enmarcó aquí medidas como la consolidación del turismo termal con el plan presentado recién, así como el programa para relanzar ‘Galicia Calidade' como etiqueta que distinguirá “el bien hecho en Galicia como sinónimo contrastado de buen producto, de buena calidad y buen hacer”.
El Plan de Turismo incide, además, en la presentación de Galicia como destino ambiental, social y económicamente sostenible, al desarrollar productos especializados para segmentos de público, al reducir la huella ecológica del turismo o al poner en marcha el programa ‘Galicia, turismo accesible”.

En cuarto lugar, el mandatario autonómico se ha referido al fomento del talento y de las nuevas tecnologías para competir como un “sector turístico competitivo y un destino inteligente”, con programas como la plataforma ‘Smart turismo' o los ‘Smart destinos'

Se procurará, también, promover y comercializar Galicia como destino único basado en un modelo a la demanda, para lo cual Feijóo avanzó la promoción unificada de la marca Galicia a través de prescriptores y el fortalecimiento de los procesos de prescripción a todos los niveles.

Finalmente, el presidente de la Xunta ha destacado que la sexta línea de trabajo se centrará en el fomento del consenso y de la cooperación entre el sector público y privado para que las capacidades turísticas de Galicia se desarrollen “en un marco eficiente”. Para eso, ha avanzado medidas como la creación de la red de técnicos de municipios turísticos, la puesta en marcha o fusión de entidades gestoras y la facilitación de canales para la comunicación y la cooperación tanto público-privada como entre administraciones.