viernes, 16 de mayo de 2014

La Bella Durmiente y el Russian Classical Ballet en Vigo y Pontevedra

El Russian Classical Ballet en la Fundación Novacaixagalicia en Vigo y Pontevedra 

La reconocida compañía interpretará La bella durmiente de Tchaikovski
Los centros cultural y social de la entidad gallega en Vigo y Pontevedra, respectivamente, acogerán esta nueva cita con las artes escénicas

La Fundación Novacaixagalicia acogerá en este mes de mayo en sus centros cultural y social de Vigo y Pontevedra, respectivamente, la representación del Russian Classical Ballet de la pieza clásica La bella durmiente de Tchaikovski. Los días 28 y 29 de mayo tendrán lugar las funciones protagonizadas por una de las compañías más emblemáticas del ballet clásico ruso. Las entradas para estos espectáculos, no recomendados para menores de siete años, están ya a la venta a través de los canales habituales de la entidad en www.servinova.com, la taquilla telefónica en el 902 504 500, en taquillas de la Central de Espectáculos, de los centros de la Fundación Novacaixagalicia de Ourense, Santiago y A Coruña, y en la taquilla del recinto el mismo día del espectáculo.

El Russian Classical Ballet llega al Centro Cultural Fundación Novacaixagalicia de Vigo el miércoles 28 de mayo a las 20.30 h, y al centro social de la entidad en Pontevedra el jueves 29 también a las 20.30 h, para representar La bella durmiente, una de las tres grandes partituras que compuso Tchaikovski, junto con El lago de los cisnes y El cascanueces. Para abordar esta clásica obra, la compañía rusa cuidó hasta el más mínimo detalle de su producción, incluyendo también la dura selección de sus integrantes, procedentes todos ellos de algunos de los centros más reconocidos del mundo.

El Russian Classical Ballet fue fundado en Moscú en 2004 por Hassan Usmanov, director artístico y bailarín principal de la compañía. El grupo está formado por artistas ya consagrados y por nuevos bailarines graduados en la Academia de Ballet Bolshoi, la Academia Vaganova y otras escuelas de danza de gran fama a nivel internacional. El Russian Classical Ballet realizó con éxito giras tanto por Rusia como por el extranjero en países como Austria, Alemania, Suiza, Grecia, Ucrania, Japón o China.

Hassan Usmanov comenzó su carrera como bailarín en el Ballet Clásico de Moscú bajo la dirección de Natalia Kasatkina y Vladimir Vasiliev. Actuó, como solista invitado, con el Ballet de la Imperial, con The Russian National Ballet Theatre y con otras compañías de Estados Unidos, Japón y Europa. Hassan Usmanov tiene una técnica brillante y ha sido galardonado con diferentes premios en los concursos internacionales de ballet de Moscú, París, Luxemburgo, San Petersburgo o Budapest.

La bella durmiente, de Tchaikovski, es la historia de la princesa Aurora, condenada a morir por la malvada hada Carabosse. Viendo la gravedad del hechizo, el hada de las Lilas suavizó la maldición evitando que la princesa muriera, pero haciéndola quedar sumida en un profundo sueño hasta que fuera despertada por un beso de amor. Cien años después del decimosexto cumpleaños de Aurora y tras pincharse con un huso, de acuerdo a las palabras de Carabosse, un príncipe joven y galante aparece para cumplir el destino de hacer desaparecer el encantamiento.

La bella durmiente es un ballet en un prólogo y tres actos. Con la coreografía de Marius Petipa, libreto de Ivan A. Vsevolojsky y del mismo Petipa y con música de Piotr I. Tchaikovski, se estrenó en el Teatro Mariinski de San Petersburgo el 3 de enero de 1890.
Ivan Vsevolojski, director general de los Teatros Imperiales eligió la historia del cuento de Charles Perrault, y encargó la partitura a Tchaikovski, pidiéndole una serie de melodías al estilo de Lully, Bach y Rameau y un grupo de personajes tomados de otros cuentos de Perrault. Tchaikovski encaró su trabajo con entusiasmo y, aunque pareció seguir fielmente los pedidos del director y las detalladas instrucciones de Petipa, en realidad creó una obra con valores propios y una entidad musical de una dimensión hasta entonces desconocida en el ballet. Fue, además, su pieza de ballet de más larga duración.