Arco Visigodo de Panxón

El "arco visigodo" de Panxón, con su nueva datación del arco prerrománico es un aliciente más para visitar la zona ya que se encuentra justo al lado de una de las grandes obras de Antonio Palacios para Galicia el Templo Votivo Mar en Panxón, proyectado entre 1932 y 1937 y que es uno de los pocos vestigios de arquitectura prerrománica que se conservan en Galicia.


Actualmente este hermoso edificio se encuentra muy deteriorado por el modo y los materiales con los que se edificó el templo, que se halla cargado de referencias historicistas. El arco formaba parte de la entrada un antiguo templo visigótico dedicado a San Pantaleón (nombre del que deriva el Panjón, o en gallego Panxón, de esta parroquia), cuya fecha exacta de construcción se desconoce, entre los siglos VI y VII. Durante mucho tiempo pasó desapercibido, pues fue utilizado como entrada del presbiterio de la antigua Iglesia parroquial de San Juan de Panjón. Fue descubierto en 1926, y cuando en 1932 la antigua iglesia que contenía estos restos se trasladó más arriba para dar lugar al Templo Votivo del Mar, se dejó en su emplazamiento lo que quedaba del antiguo templo germánico

El Arco fue declarado Monumento Nacional en 1964