domingo, 15 de enero de 2017

El Ballet de Víctor Ullate en febrero en Vigo

El Ballet de Víctor Ullate en el Teatro Afundación Vigo

Las entradas están ya a la venta en Ataquilla.com
El espectáculo, titulado Pastoral. Tierra madre, tendrá lugar el sábado 4 de febrero en Vigo y el día anterior en Pontevedra

Ya están a la venta las entradas para Pastoral. Tierra madre, la nueva propuesta del Ballet de Víctor Ullate, que tendrá lugar el próximo 4 de febrero en el Teatro Afundación Vigo a las 20.30 h. Las entradas se pueden adquirir a través de los canales habituales de la entidad, en Ataquilla.com o bien en el teléfono 901 504 500.  

Pastoral, de L. V. Beethoven, es una pieza muy especial para Víctor Ullate, creada como homenaje a su amiga Ángela del Moral, de la que fue compañero en la Compañía de Antonio. Se trata de una obra compuesta por tres actos bien diferenciados: el primero refleja la infancia y el despertar a la vida; el segundo, los años de juventud y la experiencia del amor; y el tercero representa la sabiduría alcanzada gracias a la edad y al paso del tiempo. En esta última parte, la potencia de la danza tendrá su impacto en el más allá. 
El propio Víctor Ullate comentaba sobre la pieza que «la música de Beethoven siempre me ha inspirado, me gusta su fuerza, su energía, su sensibilidad; con Pastoral, que simboliza la naturaleza, he querido rendir homenaje a Ángela del Moral, compañera en el Ballet de Antonio y amiga del alma a través de la que descubrí el amor».

Víctor Ullate fundó en 1988 la compañía que lleva su nombre y que acaba de cumplir veintiocho años de trayectoria. En 1997, se incorporó a la denominación Comunidad de Madrid. Víctor Ullate es el director y cuenta desde 2001 con Eduardo Lao como director artístico, y el talento y el esfuerzo de ambos son clave para la permanencia y el éxito. Desde el momento de su creación, el Ballet Víctor Ullate se convirtió en la primera compañía privada española de nivel internacional, en cantera de bailarines y en una referencia para la danza en España. A lo largo de estos años, el rigor y la exigencia han sustentado la selección y formación de bailarines, la elección y creación de coreografías, la creatividad y el nivel de los espectáculos. Por eso la calidad de la compañía se ha mantenido constante.