Teatro Red Rock Caperucita en Vigo

Red Rock Caperucita en la Sede Afundación Pontevedra y en el Teatro Afundación Vigo

Una versión musicalizada del clásico de Perrault
A ritmo de partitura se presenta una propuesta teatral para toda la familia

La Sede Afundación Pontevedra acogerá el próximo sábado 14 de enero a las 20.00 h el espectáculo teatral Red Rock Caperucita, un musical en el que se versiona el clásico infantil de Charles Perrault. La siguiente función tendrá lugar en la ciudad de Vigo, en el Teatro Afundación, el domingo 15 de enero a las 19.30 h. Las entradas en ambos casos están disponibles a través de los canales de venta habituales en ataquilla.com o en el teléfono 902 504 500. 

Red Rock Caperucita aporta nuevos factores al cuento original, añadiendo valores morales, ecológicos, sociales y también nuevos personajes que, sin desvirtuar la esencia de la historia, la compactan como un espectáculo didáctico y emocionante, que difunde un mensaje al espectador a la vez que le divierte y sorprende. La puesta en escena se adapta a nuestros tiempos y se traduce a un lenguaje habitual entre las nuevas generaciones, a la vez que transmite y refuerza unos valores constantes, en una ubicación atemporal.
En esta adaptación se funden la puesta en escena de los artistas con la participación del equipo técnico. Con ello se consigue que el público forme parte activa de la representación, participando en decisiones, ayudando a resolver imprevistos y transportando al espectador dentro y fuera del cuento, con una serie de interrupciones bajo guion que dotan a la obra de comicidad y complicidad, sin que por ello se pierda el hilo argumental. Red Rock Caperucita, en el fondo, se lleva a cabo casi por casualidad y como consecuencia de ciertos acontecimientos que suceden en el teatro antes de su representación. Hay escenarios como bosques encantados, y nuevos personajes como Pedro el Valiente. El lobo no es un animal, pero no por ello deja de ser lobo. La abuelita es mucho más que un personaje de la historia... La fantasía rodea la puesta en escena hasta extremos técnicamente complejos. Luces, proyecciones, sonido exquisito y efectos especiales que no dan tregua al espectador y que, en conjunto, dotan de magia y emoción un argumento fácil de seguir, con canciones vibrantes, coreografías espectaculares e interpretaciones que emocionan o hacen reír. Todo ello, de la mano de una Caperucita que sueña con ser una estrella del rock & roll. Una anotación importante es que en ningún momento se transporta el cuento a otra dimensión en el tiempo, pero sí se añade elementos contemporáneos que hacen más fácil la comprensión y la lógica de la historia.