martes, 18 de abril de 2017

Visita al centro histórico de Vilalba

Un paseo por el Centro Histórico De Vilalba en la provincia de Lugo

Vilalba ofrece al visitante sin salir de su casco histórico un buen número de lugares que nos harán retroceder unos años hasta la época mediaval y su esplendoroso pasado que se remonta al siglo VI.

Sin salir del centro urbano podemos revivir el pasado de la villa y nada mejor que comenzar el recorrido por sus calles desde la Plaza de Suso Gaioso, presidida por la Pravia, un centenario arce que nos da la bienvenida a la villa. En el lugar también encontramos la Fuente de la Carretera, muy apreciada por los lugareños, y la Casa de la Cultura, antiguo edificio del ayuntamiento.


Cerca de esta plaza se levanta la antigua Torre del Homenaje del castillo de los Andrade, originaria del siglo XI pero reedificada en varias ocasiones tras las revueltas Irmandiñas en el siglo XIV. De planta octogonal y 40 metros de altura, está dividida en cuatro plantas y está coronada con almenas. Cuenta además con varias saeteras, una puerta con arco en la segunda planta y un gran jabalí de piedra en su cima, emblema de los Andrade y que actualmente funciona como Parador Nacional de Turismo de Vilalba de la red de paradores.

No muy lejos, llegamos a la Puerta de la Cima, lugar donde se encontraba una de las entradas de la antigua muralla. Seguimos hasta la plaza de Santa María para dar con la iglesia parroquial, en advocación a Nuestra Señora y de interesante hechura que data de los siglos XVII y XVIII.

Continuamos el recorrido por la calle del Sol, espacio donde aparecen las casas más antiguas del núcleo, con fachadas típicamente villanas, hasta llegar a los restos de la muralla romana en el fondo de la calle.

La plaza de la Constitución, el entorno del Auditorio y las capillas de San Roque y de Nuestra Señora de Guadalupe son otros de los recursos con los que completar el recorrido por una villa en la que, de los tiempos feudales, sigue presente parte de la historia reflejada en sus típicos capones, una de las más preciadas rentas con las que había que pagarle a los señores.

No hay comentarios: