Hogueras San Juan Sanxenxo 2017

Este año se celebrarán en la noche de San Juan un total de 238 hogueras en todo el municipio

Los servicios de emergencias del Concello, recibieron hasta este mediodía un total de 238 comunicaciones cursadas por personas que celebrarán la próxima noche la festividad de San Juan con una hoguera. Del total de solicitudes, 75 serán en Vilalonga, 56 en Noalla, 46 en Adina, 22 en Padriñán, 15 en Nantes, 13 en Bordóns, y 11 en Dorrón. El plazo se ha ampliado hasta las 20.00 de la tarde de hoy por si alguien no ha podido presentar su solicitud todavía.

Para realizar esta comunicación, los interesados tuvieron que ponerse en contacto con el servicio de emergencias, y a través de un sistema innovador desarrollado por Pablo Leiro, un trabajador del Servicio, se emitía un documento, con los datos personales y un Código QR, que permite al solicitante comunicarse directamente con el servicio de emergencias, entre las 23:00 y 9:00 h del 24 de junio, por si ocurriese algo que requiriera la intervención de los bomberos. 

Al realizar la llamada, el sistema envía un mensaje automáticamente, tanto al Servicio de Emergencias como a la Policía Local con la información más relevante: nombre del solicitante, número de teléfono, número de solicitud, localización de la hoguera autorizada y características de la misma. 

Además, mediante este sistema se podrá saber si la autorización está en vigor o por cualquier motivo de inspección se ha anulado.

Al realizar la llamada, el sistema envía un mensaje automáticamente, tanto al Servicio de Emergencias como a la Policía Local con la información más relevante: nombre del solicitante, número de teléfono, número de solicitud, localización de la hoguera autorizada y características de la misma.

Las personas que realicen hogueras, están obligados a adoptar una serie de medidas de seguridad como no abandonar la vigilancia de la hoguera hasta que el fuego y las brasas estén totalmente apagadas, contar con el personal necesario para el debido control, realizar una limpieza de una franja de 5 metros de ancho rodeando el perímetro que se va a quemar; y controlar que no se arrojen al fuego aerosoles, neumáticos, ni ningún otro material contaminante o peligroso.

A su vez, deberán retirar la ubicación de la hoguera suficientemente de tendidos eléctricos y arbolados que por razón de altura pudieran verse afectados, guardando una separación mínima de doce metros desde la vegetación, casas y edificios más cercanos. No se permitirá la realización de fogatas en las playas, debido a los problemas de regeneración que sufren cada año por la combustión de materiales sobre la arena.